logo
logo

Arqueología

El carbono 14 ha revolucionado esta disciplina desde su desarrollo en la década de 1950 por Willard Libby, quien recibió el Premio Nobel de Química en 1960 por este trabajo. La datación por radiocarbono permite a las y los arqueólogos determinar la edad de artefactos y restos orgánicos, incluyendo huesos, carbón vegetal, madera y semillas. Así, este método ha sido esencial para establecer cronologías precisas de eventos históricos, datar sitios arqueológicos tempranos y así revelar detalles sobre la historia humana y la evolución cultural (Libby, 1952). En Chile, ejemplos destacados incluyen los sitios arqueológicos de Monteverde, Pilauco y Quebrada Maní, cada uno de los cuales ha proporcionado información valiosa sobre las primeras ocupaciones humanas en la región (Dillehay et al., 2008; Latorre et al., 2013; Pino et al., 2019).

Referencias

Dillehay, T.D. et al. (2008). Monte Verde: Seaweed, Food, Medicine, and the Peopling of South America. Science 320, 784-786. https://doi.org/10.1126/science.1156533

Latorre, C. et al. (2013). Late Pleistocene human occupation of the hyperarid core in the Atacama Desert northern Chile. Quaternary Science Reviews 77, 19-30. https://doi.org/10.1016/j.quascirev.2013.06.008

Libby, W. F. (1952). Radiocarbon Dating. University of Chicago Press. Disponible en: https://doi.org/10.2307/276729

Pino, M. et al. (2019). Sedimentary record from Patagonia, southern Chile supports cosmic-impact triggering of biomass burning, climate change, and megafaunal extinctions at 12.8 ka. Scientific Reports 9, 4413. https://doi.org/10.1038/s41598-018-38089-y

Aplicaciones – Arqueología | Crono Austral